martes, 9 de agosto de 2011

Diario De Un Desempleado: capitulo 3

"La declaración"

Pues bien les contaba, la deje en el super y me fui muy feliz y contento, llegue a la habitación del hotel y no pude dormir por la emoción, era increíble que esa bellisima mujer saliera conmigo.

Pues amaneció y llego el día de la cita, nada mas esperar a que saliera de su trabajo, para llevarla a tomar el café, hice un poco de ejercicio, compre un hermoso arreglo floral y me puse mi mejor pantalón y camisa, quería lucir impecable, para mi hermosa acompañante.

Al arreglo, le escribí en la tarjeta,"Por la dicha y placer de conocerte".

Llego la hora de la cita y las compañeras de Angelica le hacían carrilla por el súbito y reciente pretendiente que le salio, hasta afuera se oían los gritos.

Ella salio de su oficina, despidiendo esa bella luz de su interior, mi corazón latía a mil por hora, por la emoción, la ansiedad y los nervios.

Pues bien le entregue el arreglo floral y veía en su rostro que estaba feliz y contenta, eso me dio mucho animo para que la cita fuera perfecta.

Fuimos al mall de Galerías en Torreón, ella lucia hermosisima, llegamos al café y como todo un caballero le abrí la puerta de la camioneta y le retire la silla de la mesa del café para que tomara asiento(hasta la fecha sigo con esos detalles), empezamos a platicar y ahí me le declare.

Le comente, que desde la primera vez que la vi, quede prendado de su hermosa presencia, que me interesaba tener una relación de noviazgo con ella y mis intenciones las mas honestas del mundo.

Que me le estaba declarando muy apresuradamente, porque temía que se olvidara de mi y porque me tenia que regresar a Guadalajara, lo antes posible, porque tenia que pagar a proveedores y mandar los pedidos de refacciones que me hicieron mis clientes.

Ella me veía medio extrañada y sacada de onda, como puede ser posible que tan solo con un día de tratarnos le pidiera que fuera su novia, un extraño.

Le pedí que mirara en mis ojos y viera el amor que ellos proyectaban. Le pedí que aunque sea nos tratáramos y si no le agradaba, me retiraba de su vida, después de tanto insistir, me miro a los ojos y apretó mi mano, yo lo tome como una aceptación del compromiso.

¿Estaba soñando?,¿todo era una ilusión?, no, no era una ilusión, ni estaba soñando, era una realidad, la mujer mas hermosa del planeta, me había aceptado como su pretendiente.

Si pudiera expresar la inmensa felicidad que sentía en aquel momento, no habría espacio en el planeta, que no lo inundara con mi felicidad, que maravilla el encontrar al amor de tu vida y ser correspondido, nada mas una sola ves, se ama con la intensa pasión del verdadero amor.

Recordé la canción, "Cuando tu me quieras", la que dice, "subirán por tu balcón las flores que en rubor, reflejaran el brillo, el brillo de tus ojos, cuando tu me quieras", tambien la de "La gloria eres tu", dice mas o menos, "eres mi bien lo que me tiene extasiado, como negar que estoy de ti enamorado, eres un encanto, eres mi ilusion.Dios dice que la gloria esta en el cielo, que es de los mortales el consuelo al morir, bendito Dios, pues al tenerte yo en vida, no necesito ir al cielo, si tu, alma mía la gloria eres tu".

La dicha y la felicidad plena, que refrescante para el alma son el rocío de un nuevo y maravilloso amor.

Mañana: No se pierdan el noviazgo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada