miércoles, 4 de mayo de 2011

Místico Amor

La hora y el tiempo exacto en el que se cruzaron nuestro destinos, estaba escrito en el cielo.

Tu espectacular y hermosa presencia cautivo mi alma desde el primer momento en que te vi. Parecía que estaba ante una presencia celestial, en el que para mi, ni tocabas el suelo al caminar, la mística y brillante luz de tu ser, ilumino mi alma.

En ese instante comprendí, que tu eres la mitad y esencia de mi alma extraviada, que tu eres mi complemento, que estando tu a mi lado me siento pleno y realizado, que junto a ti quiero llegar al final de mi existencia.
Estar contigo en el principio de mi renacer como un ser espiritual y trascender mas allá del tiempo y el espacio, fusionados en un solo ser.

Te pertenezco en cuerpo y alma, desde el primer instante en que te vi.

Te amo, gracias por estar a mi lado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada