jueves, 24 de marzo de 2011

AÑORANZAS

Añoro tu esencia, tus sabores, tus locuras, tus tristezas, tus risas, tus enojos y molestias, añoro tu figura, añoro todo lo que se refiera a ti.

El sabor agradable de tus charlas, las huellas de tus besos y caricias que dejaste indeleble en mi alma y en mi ser, aun perduran inexorable y constantemente, a pesar de tu ausencia de varios años, de este plano existencial.

Los frutos de ese inmenso amor, me recuerdan lo feliz y dichoso que fui a tu lado.

!Espera por mi, amor mio¡, en cuanto cumpla las misiones encomendadas por el creador, nos reuniremos por siempre en el paraíso celestial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada