martes, 7 de junio de 2011

Llegas a mí

Llegas a mí, inmenso y poderoso

con luz de luna te acercas delirante;

sentirte cerca, veneno embriagante

que reclama mi cuerpo tembloroso.


Piedad, piedad, grita mi alma,

ocultando celosa un corazón rendido

por la espera de tu beso prometido,

que nace sin rubor de madrugada.


Del laberinto de tu amor soy prisionera;

esclava de tu voz, tus ojos y tus manos,

busco sedienta el fuego de tus labios

para saciarme en tu boca lisonjera.


Llegas a mí, bendito seas….




Colaboracion por @HildaGomezGo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada